Gracias a la versatilidad que ofrece el concreto como material de construcción, su uso en la fabricación de pisos decorativos para uso residencial y comercial se ha extendido cada vez más, dando a los consumidores una excelente opción para decorar sus espacios interiores y exteriores, aprovechando las múltiples ventajas que ofrecen los pisos de concreto.


Características de los pisos de concreto:


Durabilidad. 
Los pisos de concreto son duraderos y resistentes, a diferencia de las otras opciones como los pisos de madera, las baldosas o los vinílicos; si son instalados correctamente, no se manchan fácilmente ni sufren alteraciones por el tipo de tráfico que soporten, desde el rodar de autos hasta tacones altos o patas de muebles.


Personalización. 
Los pisos de concreto decorativo puede ser pintados o teñidos químicamente en prácticamente cualquier color, además de ser grabados en una infinidad de patrones o incluir diseños especiales que pueden integrar otros elementos, como piedras, madera, ladrillo, entre otros materiales.


Sonido. 
A diferencia de la duela u otro tipo de recubrimientos para pisos, el concreto ofrece un mejor aislamiento de sonido que la mayoría de los materiales, por lo que es ideal tanto para casas habitación como para departamentos.


Mantenimiento. 
El concreto decorativo es un material que prácticamente no necesita mantenimiento y puede extender considerablemente su vida útil sellándolo y manteniéndolo limpio.


Amigable con el medio ambiente. 
El concreto se fabrica en gran medida con materiales reciclados, incluyendo arenas, gravas, productos reciclados o recuperados, cenizas, piedras picadas y vidrio molido, Además, muchas veces se fabrica en plantas locales para reducir el consumo de combustible para su transporte.



Si requieres de mayores informes sobre las opciones más convenientes para la instalación de pisos de concreto en tu casa o negocio, contacta a nuestros asesores y juntos encontraremos la mejor solución a tus proyectos.